El monitorado de @EskautakBizkaia se reúne para tomar consciencia del compromiso individual como parte de un movimiento educativo

Cerca de 300 personas monitoras voluntarias de Euskalerriko Eskautak Bizkaia (EEB) han celebrado las tradicionales Jornadas de Reflexión​​ este fin de semana en Orduña. Esta actividad está concebida para que los equipos de monitorado de los casi 30 grupos que componen la delegación reflexionen sobre cuestiones claves para el escultismo en el territorio.

El lema elegido para esta ocasión ha sido “Ideiak batuz eraikia”. Lo que se quiere hacer ver es que, en palabras de la presidenta de Euskalerriko Eskautak Bizkaia, María Manrique, “el escultismo en Bizkaia es la principal red de educación en el tiempo libre y así se refleja cuando los grupos trabajan de manera conjunta”.

Durante el sábado, gracias a la ayuda de Minerva León (antigua encargada de Formación de EEB y perteneciente al grupo eskaut Itsasoko Ama de Santurtzi) se ha reflexionado sobre los conceptos de militancia y participación social de una forma colaborativa. El objetivo era tomar consciencia del compromiso individual como parte de un compromiso más grande. Para ello, se trabajó desde cuatro principios metodológicos diferentes:

  • Caminar con las emociones
  • Sentir – Pensar – actuar
  • Actuar para una misma – Actuar para el grupo – Actuar para el mundo
  • Incorpor mirada apreciativa sobre una misma

Además, de forma paralel​a, se ha ofrecido una formación a las nuevas incorporaciones de los equipos de monitorado. Lo que se busca con este espacio es la orientación en esta nueva etapa y el asentamiento del inicio de este nuevo curso.

A última hora del día, todas las personas de la delegación acudieron a la eucaristía celebrada por el consiliario Sergio Buiza, dando cierre así un día cargado de reflexión. En ese momento, Ines Gutierrez (nueva encargada de formación) recibía la pañoleta tricolor que caracteriza a Euskalerriko Eskautak. Y pasada la cena, la película Monstruos SA fue seleccionada como punto de partida por el monitorado de Ezker-Meatzaldea para disputar diferentes ‘hermandades’ para disfrutar de una velada lúdica. Un tiempo también para conocer a otras personas eskaut de Bizkaia con las que colaborar en el futuro de la educación en el tiempo libre.

El domingo se hizo un repaso de lo trabajado el día anterior para poder sacar necesidades educativas y objetivos a trabajar de cara al curso 2022-2023.

Partekatu!